Nuestra historia | La Marzocco

La Marzocco siempre ha tenido una obsesión.

Fundada en 1927 por Giuseppe y Bruno Bambi, La Marzocco nace en Florencia, Renacimiento italiano y patria de mentes geniales como la de de Leonardo da Vinci, Miguel Ángel o Brunelleschi, autores de algunas de las obras de arte más célebres del mundo.

Proviniendo de un contexto similar, no es de extrañar que La Marzocco acabase siendo conocida por la creación de máquinas de café espresso de alta calidad y un diseño impecable.  Todas las máquinas están hechas a mano con una exquisita atención al detalle. La Marzocco fue quien desarrolló y patentó la primera cafetera con caldera horizontal, hoy un estándar en el sector. Esta fue la primera de una larga serie de innovaciones a las que posteriormente se añadiría el sistema de doble caldera con grupos de erogación saturados.

La tradición y pasión por la búsqueda de calidad y la gran confianza son lo factores que siempre distinguen e involucran a toda la compañía. Todavía hoy, profesionales especializados supervisan cada etapa en la producción de cada una de las máquinas, fabricadas a mano y a medida para nuestros clientes.

En la actualidad, La Marzocco continúa siendo una inspiración, una empresa artesanal capaz de ofrecer a sus clientes y al sector los progresos tecnológicos más importantes.